Suicide Squad Review – Escuadrón Suicida Crítica


Si Superman atacara al presidente, ¿quién nos defendería? Amanda Waller (Viola Davis) tiene la solución, un grupo de villanos psicópatas que se encargaran de resolver los “asuntos sucios” del gobierno. Pero, ¿cómo controlarlos? Instalándoles una bomba en el cuello que explotara a la mínima.
Tras esta premisa “Escuadrón Suicida” le da la vuelta al concepto de héroe convirtiendo a algunos de los villanos favoritos de los fans como Harley Quinn, Deathshot o Boomerang en defensores de la Nación.

David Ayer deja la trama completamente de lado y crea un filme exclusivamente por y para los personajes. El problema viene cuando con unos personajes tan carismáticos y pudiendo crear una película brutal, no llega a darles el punto de locura que deberían tener y repite estereotipos y moralinas propias de las películas de superhéroes.

Puede que no sea una gran película pero es entretenida, tiene puntos divertidos, muchos otros absurdos es cierto, pero repito, unos personajes que se lucen por sí mismos.

La más destacada, sin duda alguna es Harley Quinn, interpretada por Margot Robbie, que roba todas y cada una de las escenas en las que aparece. Psicótica, alocada, mimada y divertida, en otras palabras, la Quinn perfecta.

De hecho, esta actuación tan sobresaliente de Margot provoca que Jared Leto, que interpreta al Joker (el novio de Harley y el que provoca su locura), quede eclipsado. Y hablando de este nuevo Joker, no se parece en nada al de Heath Ledger. Mientras que Ledger buscaba el lado más enfermo mental y sociópata, Leto se decanta por la locura sin más, la locura por estar loco. Los tatuajes y la plata en sus dientes intentan romper con la estética de los otros Jokers, pero no terminan de convencerme. Habrá que esperar a la nueva película del Joker, que se deja entrever al final de esta, para ver de qué es capaz Jared, aparte de enviar ratas, condones usados y un cerdo muerto a sus compañeros de rodaje. Lo que está claro es que el doblaje al castellano revienta su actuación, o sea que si podéis ver la película en versión original, mejor.

A Will Smith ya le hemos visto en otras películas hacer de padre responsable capaz de darlo todo por sus hijos, con lo cual cumple esa faceta de Deathshot, pero no llega a dar la imagen de asesino que lo haría todo por dinero. Además es uno de los personajes que más protagonismo se lleva en la película y, aunque es cierto que en los cómics él es actúa como líder en el Escuadrón, me hubiera gustado que viéramos la historia de algunos otros personajes.
El caso más grave de personaje sin historia y excusa para que se muestre lo despiadada que es Amanda Waller es el de Slipknot. Y, además, solamente por cómo lo presentan el espectador ya lo tiene claro: sale a destiempo y casi con un cartel de neón gigante que reza:” ¡Eh! Miradme. Voy a morir”. Eso sí, queda demostrado que su poder es real. Pese a que explota y muere, sus cuerdas siguen intactas.

Boomerang (Jai Courtney) y Killer Croc (Adewale Akinnuoye-Agbaje) son otros de esos personajes que tienen el mismo problema que Slipknot, que esta película gira entorno de Deathshot, Harley y, relativamente, de Diablo. No hay prácticamente cabida para su historia. El primero sirve, aparte de para el cameo de Erza Miller como Flash, de alivio cómico con su pequeño unicornio rosa y sus comentarios. No es nada relevante, podría perfectamente no haber estado. Al segundo, se le nota en momentos puntuales, a veces como alivio cómico, otras para “repartir tortas”, pero poco más se puede decir de él salvo que los maquilladores y vestuario han hecho un muy buen trabajo con su caracterización.

La parte más sentimental de la historia la pone Diablo, un chico atormentado por su pasado que pese a que no quiere participar en el Squad, termina siendo el sacrificio final. Jay Hernández hace un buen papel y, de nuevo, muy bien hecha su caracterización y sus tatuajes, pese a que los efectos de fuego dejaban algo que desear.

Si buscásemos todo lo contrario a Diablo, es decir, una actuación mediocre pero un CGI muy currado, podríamos definir perfectamente a Enchantress, el personaje de Cara Delevinge. Pese a que es la verdadera villana de la película, la antagonista a la que se enfrenta el Escuadrón Suicida, Amanda Waller da más miedo y es mucho más cruel.

Los únicos que son el modelo de superhéroe tradicional son Rick Flag (Joel Kinnaman), un militar de fuerzas especiales que es el encargado de guiar a los demás miembros y que sobrevive gracias a su valor como líder, pese a que no tiene ningún tipo de poder especial, y Katana (Karen Fukuhara), una japonesa que tiene una espada que retiene las almas de quienes son asesinados con ella, que se encarga de proteger al propio Rick.

Por último cabe destacar la magnífica fotografía y banda sonora de la película, que incluye a Eminem, Imagine Dragons, Skrillex, Twenty One Pilots y a Panic! At The Disco versionando Bohemian Raphsody de Queen.

En resumen, gran reparto y soundtrack, grandes personajes pero una historia que deja bastante que desear. No era tan buena como esperaba pero no tan mala como la pintan las críticas. Bastante entretenida y con la que pasas un buen rato.
Con lo cual mi puntuación es de:
6’5/10

Sony

https://www.youtube.com/televisionalternativ
http://www.dailymotion.com/televisionalternativ
https://www.facebook.com/televisionalternativa/
https://twitter.com/televisionalter
Television Alternativa Servicios Audiovisuales y de Producción